24 jun. 2010

Queréis que os cuente una historia?

Os voy a contar una historia basada en hechos reales. Como casi todos los cuentos el final temina siendo un momento de felicidad, donde todos comen perdices, hay besos, abrazos, emociones. Esta historia es muy reciente pero también se puede considerar un cuento con un final especial, esperado pero especial al fin y al cabo. Los comienzos de esta historia no sé con exactitud cuando ocurrieron, yo no estaba presente, pero sí sé cómo acabó una etapa y cómo empezará la siguiente.
Es una historia de un día, concretamente el 19 de Junio,, de un momento en la trayectoria de cualquier ser humano, pero un momento que  formará parte de muchas personas el resto de su vida. Os voy a contar la historia con ojos de espectador que la vivió, que la disfrutó y la saboreó mientras se hacía realidad el sueño de dos familias, y en concreto, de dos personas que vieron el momento para unirse para siempre. Las historias, como esta, no tienen parones en el tiempo, todo ocurre deprisa, con nervios y los protagonistas viven con emoción cada segundo, cada minuto, cada hora...
Si os digo esto es porque toda historia se basa en momentos, en circunstancias, en situaciones que van ocurriendo en el tiempo, en el día... Este cuento busca eso, simplemente eso, mostrar todo aquello que va ocurriendo y que es el verdadero recuerdo que no debe quedarse en el olvido y que suele pasar desapercibido en muchas ocasiones.
Si lo pensáis bien, no es tan raro lo que digo ya que muchas veces nos quedamos con lo que se ve a simple vista y no con la esencia real de lo que cada historia cuenta o que cada protagonista vive. Para no empañar esté momento, os lo voy a relatar con los momentos más espontáneos, más sentidos, que hacen de cada cuento, una verdadera historia de amor, con  situaciones que muchas veces no se ven, no se aprecian, pero que están ahí y forman parte de la belleza de este día. Muchos de esos momentos se han suprimido porque sería una historia muy larga de contar pero que los novios tendrán para saborearlos.
Va por vosotros pareja, por sus amigos y por mi amigo Antonio (padre de la novia) que se emocionó tremendamente con la boda de su hija.


La calidad puede verse mermada por la reducción del slide show.

Después de mostraros esta vivencia, y ya con más tranquilidad, iré subiendo algunas imágenes de los novios y retratos para completar este hermoso día.Un beso pareja y OLÉ, OLÉ Y OLÉ por la boda.







No hay comentarios:

Publicar un comentario