6 oct. 2009

He mirado al pasado y...

Pues sí, pensando en cómo he acabado en este mundillo, sólo me viene a la cabeza la gran noche que pasé llevando a cabo el reportaje de boda de mis nuevas amigas Sonia e Isa. Dos muchachas que confiaron en mí sin tener ninguna referencia sobre mi trabajo (el cual no existía porque nunca me dediqué a esto) y que se aventuraron poniendo en mis manos ese día tan especial para ellas. Yo tenía familiaridad con el ordenador porque soy diseñador pero, con una cámara??? eso es otra historia. Lo mejor de todo es, que llevaban la referencia de un tio de ellas que conocía mi trabajo (mi amigo Jesús) como manipulador de imágenes y eso les valió a ellas. Ese día recuerdo que llevábamos dos cámaras de fotos de tipo amateur; una compacta y una reflex nikon d40, sin flash, tres cámaras de video, dos trípodes, dos personas conmigo y mucha tranquilidad. Ahora me río, pero había quien estaba "acojonado" con nuestros instrumentos de trabajo.
Lo importante es que yo estaba tranquilo, ellas confiadas con mi trabajo y las familias muy ilusionadas porque me involucré con ellos en su día.
El resultado fue muy grato para ellas, nos dejaron propina al entregarles el trabajo; gracias jóvenas por ese plus que nos vino de perlas, y toda la familia acabó feliz porque todo estaba acorde con sus espectativas. Ni que decir, que la nikon d40, la pequeña reflex de aprendiz, aún sigue viniendo conmigo a las bodas, prebodas, postbodas, comuniones... Entiendo que no es la cámara de los sueños de nadie pero para mí, es un amuleto, nunca falla, siempre actúa, en manual, en automático... como la pongas y a pesar de lo que digan, esta cámara siempre formará parte de mis trabajos.
Gracias pareja, me abristeis el camino de un mundo desconocido para mí y hoy día estoy desempeñando un faceta de mi aspecto profesional que, ni por asomo, pensé que me iva a hacer disfrutar tanto.
Un enorme beso para las dos y que os vaya bonito por los madriles. Siempre os tendré en mi mente cuando realice una boda porque fuísteis mis ángeles de la guarda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario